OpInfo
Buscar:

Un gran barrio de Madrid, Las Tablas
Por Adolfo Tallaeche

Un gran barrio de Madrid, Las Tablas

OpInfo.es 05/04/2011. La historia está llena de conjeturas sobre el motivo que hizo que Felipe II convirtiera a Madrid en capital de su reino. Es Madrid, capital extraña en Europa, sin mar ni río, no es ciudad sino villa, se encuentra a una altura considerable y curiosamente en ningún documento Felipe II hace capital a Madrid, capital sin papeles, simplemente lo es, un día el rey se vino a vivir y se trajo a la corte.
No es Madrid el poblachón manchego de Mesonero Romanos, siempre fue mucho más que eso. Un poblachón no tenía corregidor, ni palacios ni hospital y en un poblachón cualquiera no se hubieran celebrado ocho Cortes del Reino antes de ser capital. Es Madrid, sin duda, una capital peculiar.

Llega al siglo XXI convertida en una gran villa, que no ciudad, habiendo tenido durante el siglo XX un crecimiento enorme. Durante la última década de dicho siglo se diseñaron bajo el horrible nombre de Programas de Actuación Urbanística, nuevos inmensos barrios, conocidos popularmente como PAUs.

Uno de ellos, en el norte de la capital, es el barrio de Las Tablas.

Es Las Tablas barrio de grandes calles, muchos árboles y una actividad comercial ya considerable, pero sigue siendo un barrio con carencias importantes, tiene la cosa inconclusa de la pubertad, le falta desarrollarse para ser.

La gran mayoría de los vecinos están contentos de vivir en el barrio y destacan las zonas verdes, la luz, las calles amplias, el aire mejor que en el centro de la capital.

Grandes empresas como Dragados, Telefónica, Tele 5, dan vida al barrio entre semana lo que lo aleja de un barrio dormitorio y anima los pequeños negocios.

Los transportes públicos se encuentran a medias, cuenta con metro y autobuses, pero deberían desarrollarse más, y la seguridad, sobre todo nocturna para los comercios, y un centro de salud son las grandes asignaturas pendientes.

Cuenta con una activa asociación de comerciantes, ASTAMON, junto al vecino barrio de Montecarmelo, que promueve y ayuda a los empresarios de la zona.

Ha llegado Las Tablas a la adolescencia en un momento muy difícil de la economía en España, tal vez eso, haya frenado en cierto modo el desarrollo pero no se percibe que el barrio este a medio hacer, hecho está. Son sus comerciantes, gran parte de la vida del barrio, alegres y dinámicos, ven el futuro con optimismo a pesar de la situación y salvando las inmensas distancias recuerdan la escena de la magnífica película San Francisco, con Spencer Tracy y Clark Gable, en la que tras el terrible terremoto que asola la ciudad, el pueblo no se rinde y se conjura para empezar de nuevo tras el desastre. No ha sufrido Madrid terremoto físico alguno, afortunadamente, pero sí cierto cataclismo económico del que no cabe duda que antes o después vamos a salir.

Sin duda, es el barrio de Las Tablas un adolescente dentro de Madrid, tiene la ilusión y las ganas propias de la edad. El futuro es suyo.