cargando datos...
Contigo en la distanciaEl Blog de Opinfo
OPINFO me ha pedido que comente sobre temas sugeridos por la publicación. Ya estoy en ello, aunque, por supuesto, no a ritmo de bolero.

entradas en   

El difícil equilibrio de Napoleón

Actualizado el 30/08/2012 09:03:56 AM - Visto 3010 veces

Creo recordar que cuando tenía alrededor de dieciséis años cayó en mis manos una biografía de Napoleón que, publicada en Cuba a principios de los setenta, no podía menos que tener un enfoque marxista. Me vino perfectPlaza de Austerlitz. Ajaccio, Córcegaa, porque podía compartir la admiración por el personaje con la de un reputado historiador soviético como Evgueni Tarlé y me dio un importante salvoconducto cuando años más tarde, en una de las investigaciones rutinarias que se hacían a los estudiantes universitarios, un vecino, ignorante y “chivatiente”, me acusó de “imperialista” tomando como base mi conocida devoción napoleónica. Eso, y que justo frente a la ventana del aula donde me lanzaban tan peligrosa acusación estaba, y debe estar todavía, la bella casa que aloja el Museo Napoleónico de La Habana, propiedad original de un italo-cubano singular, Orestes Ferrara, me permitió sobrevivir fácilmente al ataque.

No pensaba ni remotamente entonces que alguna vez tendría la oportunidad de visitar la tierra natal del ilustre corso. Este verano lo he hecho y, seáis pro o anti napoleónicos, os recomiendo pasar alguna vez por tan hermosa isla. Preciosas playas, increíbles paisajes y, sobre todo, gente muy amable.

Pero nada apacible ni amable, por cierto, este verano de 2012. Mientras recorría, emocionado, las dependencias de la casa de los Bonaparte en Ajaccio me llegaban al móvil mensajes que comentaban de la inminencia o no del rescate español y, a nivel más personal, las dudas de un cliente sobre las características que debía tener la extranet que estaba proyectando para su negocio. Y me acordé entonces de lo que contaba Tarlé a propósito de lo que consideraba Napoleón que debían ser las cualidades que definirían a un gran general o, lo que me motivaba a mi  a pensar en ello, a una persona con la responsabilidad de dirigir a cualquier nivel. Dos ejes básicos que debían estar perfectamente equilibrados, uno de ellos representaba el carácter, el valor, la audacia y la decisión y el otro, la inteligencia y las cualidades intelectuales. Si el carácter domina a la inteligencia, decía el emperador, el general se dejará arrastrar más lejos de lo conveniente. Si tiene más inteligencia que carácter, le faltará el valor necesario para realizar sus planes.

Bueno, pensé resignado, tengo que lidiar a la vuelta con los dos desequilPlaya Rondinara. Córcegaibrios: el más sencillo, y presumiblemente solucionable, del cliente al que le faltan conocimientos aún para entender lo que significa una extranet y los claros beneficios que puede reportarle  a su negocio si se desarrolla correctamente, y el más grave, y que nos afecta tanto al cliente como a mi, el de la falta de valor o, dicho más castizamente,  de cojones del presidente de España para llevar a cabo las reformas necesarias para sacar al país adelante. A Napoleón, de eso estoy seguro, no le habrían temblado las piernas.

Aclaraciones:

1- "Chivatiente", es un cubanismo producido por la conjunción de dos palabras: chivato y combatiente. El chivato es un soplón y lo de combatiente es una parodia de la terminología oficial.

2- "Extranet", para los que quieran saber algo más, clic aquí, donde está explicado todo de una forma muy sencilla.

Comentarios - No se han publicado comentarios.
No hay comentarios para esta entrada.