cargando datos...
Contigo en la distanciaEl Blog de Opinfo
OPINFO me ha pedido que comente sobre temas sugeridos por la publicación. Ya estoy en ello, aunque, por supuesto, no a ritmo de bolero.

entradas en   

Súbete a la nube

Actualizado el 23/02/2012 07:02:01 AM - Visto 1458 veces

Los tiempos, ya lo sabemos todos, cambian. En mi caso, además, están contribuyendo a estropear el sentido de algunos de los boleros que tanto escuchaba en los bares de la Cuba de mi infancia, repetidos una y otra vez por nostálgicos y diurnos borrachos, gracias al “nickel” que gustosamente tragaban las jukebox,  conocidas allá como “victrolas”. No sé las veces que oí a Rolando Laserie o a Fernando Álvarez  cantar “Bájate de esa nube”, ese bolero de Ernesto Duarte que, como yo, pero muchos años antes, también eligió a España como su segunda patria. Eran tiempos en los que no se mencionaba a los que se habían ido. Los nombres de los muchos autores musicales que se fueron al exilio se camuflaban bajo las asépticas siglas DR, como una especie de incruenta lapidación. Con ellos se podía actuar de esta manera, con los boleros, grabados a fuego en la memoria colectiva, para usar otra frase popular, no había arreglo. “Bájate de esa nube” se convirtió entonces en una forma coloquial decir a alguien que estaba soñando despierto, la nube era una quimera. Entonces, ya no. Ahora, con las nuevas tecnologías informáticas, la nube es una realidad y ya podemos tener, si lo deseamos, nuestra propia nube.

Hace unas semanas estaba asistiendo a un evento de medicina aeronáutica en Santander (otros que andan por las nubes) cuando uno de los ponentes se quejó de que no se había traído la versión última de su presentación PowerPoint. Dios mío, pensé, hay aun mucha gente que necesita urgentemente subirse a la nube. Afortunadamente, hay nubes para todos, para empresas grandes y para empresas pequeñas y también para autónomos y profesionales independientes. Estas nubes, ahora, se hacen a medida, y hay algunas que son gratuitas.

Para los que aun no lo saben, como este médico aeronáutico, la nube o cloud, ya que es más conocido por su nombre en inglés, no es otra cosa que una genial ocurrencia publicitaria para etiquetar un servicio informático que te permite acceder a recursos y servicios, a través de Internet, que están alojados en uno o varios servidores.  Esta compleja infraestructura tecnológica resulta, sin embargo, de sencilla y cómoda utilización para sus usuarios. Por ejemplo, si nuestro desesperado ponente se hubiese abierto una cuenta gratuita en, por ejemplo, Dropbox, en menos de cinco minutos habría podido descargar la versión adecuada de su presentación y se habría ahorrado el disgusto.

Hay muchas más opciones y posibilidades en el mercado informático actual donde poder elegir. Empresas como Symantec, Microsoft, Apple y muchas otras más, cada una con sus propias peculiaridades, te permitirán tener acceso a toda la información que necesites para poder controlar tu negocio dondequiera que te encuentres. Ya se encargará tu asesor informático de ayudarte a  elegir la mejor variante, aunque si eres un profesional independiente, soluciones como la antes mencionada de Dropbox, son muy sencillas de configurar y se puede hacer sin ayuda profesional.

Lo que está claro es que las nubes no son lo que eran, y creo que queda claro también que algunos sobreviven muy eficazmente al paso del tiempo: con unos pocos ajustes en el texto, los Rolling Stones siguen estando de actualidad. Pongamos que no quiero compartir mis datos contigo, así que: “Hey! You! Get off of my cloud”. La privacidad es otro atributo de las nuevas nubes.

P.D. Un regalo de YouTube: Dyango canta, con Oscar D´Leon, "Bájate de esa nube".

Comentarios - No se han publicado comentarios.
No hay comentarios para esta entrada.