cargando datos...
Contigo en la distanciaEl Blog de Opinfo
OPINFO me ha pedido que comente sobre temas sugeridos por la publicación. Ya estoy en ello, aunque, por supuesto, no a ritmo de bolero.

entradas en   

Como Scarlett Johansson

Actualizado el 10/02/2012 07:31:00 PM - Visto 1950 veces

Me gusta hablar de cine. A veces, conversar entre amigos de una película, evocarla entre todos, puede provocarme una sensación aun más agradable que la película misma. Hace unos días,  estimulados por unos buenos mojitos,Match Point. Scarlett Johansson. recordábamos la espectacular aparición de Scarlett Johansson en Match Point: el ambicioso y calculador Chris (Jonathan Rhys Meyers) baja por una escalera, con la idea de reunirse con el resto de los invitados, cuando escucha el inconfundible sonido de un partido de ping-pong. Atraído por ello cambia de idea y comienza a buscar la habitación donde se celebra el juego. La encuentra. Entonces, Woody Allen nos muestra la pelotita yendo y viniendo hasta que se estrella en la red y, a continuación, al perdedor por partida doble, en el juego y en lo otro, un tipo feo e inseguro, que deja su sitio y su oportunidad a su antípoda, Chris. Y justo en ese momento escuchamos algo así como “Bien, ¿y quién es mi próxima víctima?”, y aparece ella, Scarlett, raqueta roja en mano, deslumbrantemente atractiva, falsamente ingenua, y uno siente que está ante la presentación más espectacular que el cine nos ha ofrecido desde que Rita Hayworth se reencontrara inesperadamente con Glenn Ford, en Gilda. Luego, el diálogo entre ellos es incisivo, ingenioso, un inquietante rifirrafe sexual que la llegada del inocente novio de ella deja inconcluso.

Agresivo y competidor, son algunas de las palabras que utilizan los protagonistas del diálogo al que me he referido anteriormente. En un contexto diferente, creo que son cualidades básicas para que, en mi opinión, un sitio Web pueda triunfar en Internet. Eso, y un impacto visual equivalente al de esa Scarlett prometedora de más de un momento de gloria terrenal.

Pongamos esto más claro, como corresponde al frío y circunspecto mundo digital: un sitio Web necesita un diseño que impacte a los visitantes y les deje su impronta, que se les grabe positivamente en su memoria visual. Conseguir eso no es sencillo y requiere por parte del diseñador un trabajo meticuloso, del que la parte no menos importante es conseguir el apoyo y la complicidad de la persona o entidad que le hizo el encargo, y un estudio cabal de la competencia. Luego está el contenido, vital para los navegadores que son los que lMatch Point. Scarlett Johansson y J. Rhys Meyers.o harán llegar al potencial cliente. En estos tiempos donde cada vez se lee menos, los contenidos deben ser agresivos y directos, como Chris mostrándole claramente a Scarlett a dónde quiere llegar, y nunca demasiado extensos. Además, deben estar bien estructurados, de modo que los lectores puedan llegar fácilmente a aquello que les resulte más interesante o atractivo. Lograr esto tampoco es tarea fácil y esa es la razón por la que existen  muchas empresas de comunicación especializadas en la redacción y preparación de los contenidos de los sitios Web. Luego, por supuesto, hay otras cosas,  como la programación, que no se aprecian tan claramente, pero que son imprescindibles para que el sitio funcione correctamente. Si se logra todo esto, una parte importante del éxito final está conseguida. Pero claro, para ello hay que ponerse en manos de profesionales y colaborar codo a codo con ellos durante todas las etapas de creación y consolidación del sitio, y muchos son los cantos de sirena que nos tientan con soluciones rápidas y, sobre todo, baratas donde el “tiene que hacerlo todo usted mismo” está cuidadosamente disimulado.

En resumen, lo que a mi me gusta es un sitio Web que al verlo por primera vez, me lleve a experimentar lo que Flaubert, en “La Educación Sentimental”, llamó un “coup de foudre”, vamos, lo que en España llamaríamos un “flechazo” y en Cuba  una expresión más vulgar que no me atrevo a repetir aquí. Es decir, con menos palabras, lo que me ocurrió en Match Point al ver aparecer a Scarlett Johansson.

Iba a dar el comentario por terminado cuando me doy cuenta que en estos tiempos que corren, de chicas, chicos y chiques, he hecho prevalecer en la introducción del tema mi perspectiva sexual. No pasa nada, la imaginación es libre y el partido de ping-pong podría tener otros protagonistas. Eso sí, la película sería otra y, quizás, entonces tampoco sirviese Woody Allen.

Comentarios - No se han publicado comentarios.
No hay comentarios para esta entrada.