cargando datos...
Contigo en la distanciaEl Blog de Opinfo
OPINFO me ha pedido que comente sobre temas sugeridos por la publicación. Ya estoy en ello, aunque, por supuesto, no a ritmo de bolero.

entradas en   

El Placer de Viajar

Actualizado el 10/02/2012 07:14:18 PM - Visto 1649 veces

Todavía recuerdo la primera vez que viajé a Londres. Nadie, nunca, ni siquiera los dos únicos amigos ingleses que tenía en esa época, me habían dicho nada extraordinario de Londres. Sólo tenía en la cabeza, seguro que como tara infantil de las muchas lecturas de Conan Doyle, la idea de una ciudad gris y brumosa donde, para colmo, ya no tendría la oportunidad de descubrir a Jack el Destripador.  Así que, cuando me bajé en Heathrow y, por lo limitado de mis finanzas, tomé el metro, no estaba preparado para enfrentarme con el insultante verde que se desplegó ante mis ojos. Ese verde brillante y un poco húmedo me llenó de una alegría visual y espiritual que sólo iba a ir en aumento después de ver los mil y un sitios que hay que ver en una de las indudables capitales del mundo. Desde entonces soy un Londres-fan y he vuelto cada vez que he podido.

 Y ustedes dirán, ¿y a santo de qué viene todo esto? Pues sí, porque yo creo que el principal placer de viajar proviene de las sorpresas (agradables, claro) que recibimos. Lo positivo inesperado, la satisfacción de que las expectativas han sido ampliamente sobrepasadas. Y ahí creo que está, en mi humilde opinión, el punto clave para que al hacer balance final de un viaje de placer, lo consideremos un éxito.

En ese sentido he tenido las dos experiencias básicas, organizarlo todo por mi cuenta, ahora que Internet da muchas facilidades para ello, y hacerlo a través de las agencias especializadas. Cuando lo has hecho tú mismo, perfecto, a nadie puedes echar la culpa si no quedas satisfecho y si tú y tus acompañantes han quedado contentos, el mérito es todo tuyo. Pero con las agencias si que cambia la cosa, técnicamente ellas te han vendido el viaje y te han garantizado la satisfacción, quizás poniéndotelo todo color de rosa. Entonces, si algo no queda a la altura esperada, ya hay a quien reclamar o a quién quejarse.

Las agencias de viajes que se especializan en lo que llaman el "viaje a medida" tienen que tener dos cualidades básicas, la primera, buen conocimiento del destino que ofertan y, la segunda, el arte de vendértelo creando ilusión y, al mismo tiempo, dejando un margen para la sorpresa, para que el viaje sea aun mejor que tu mejor expectativa. Eso no es, por supuesto, fácil y esa es la razón de que no muchas agencias de viaje puedan diseñar un perfecto viaje a medida para un cliente medianamente exigente.

Conocimiento, conocimiento y más conocimiento, diría, parafraseando a un antiguo director de colegio que nos conminaba a "estudiar, estudiar y a estudiar". En este caso, ambas son perfectamente compatibles porque el conocimiento cabal de los destinos ofertados se construye en base al estudio de mucha documentación y de la inevitable experiencia directa sobre lo que se oferta. No se improvisa. Una agencia de este tipo necesita, como el buen vino, de años. La experiencia sí que es aquí el grado más importante.

Dicho esto, la impresión que me provoca la agencia Viajes Team 3, luego de visitar su página Web (www.viajesteam3.com) y leer el reportaje de Opinfo es que podemos colocarla en la categoría de las que tienen conocimientos y experiencia. Ya comprobaremos con Felipe, al regreso de su viaje al Caribe, si le dieron, además, el plus de las sorpresas.

Por cierto, que no se me olvide aclarar que luego averigüé que mis amigos ingleses conocían Londres casi tan poco como yo, eran de Liverpool y Manchester, pero fueron tan reservados que se olvidaron de decírmelo ... y doy gracias por ello.

Comentarios - No se han publicado comentarios.
No hay comentarios para esta entrada.